Contactenos 4805-3274

La Dra Romanó en el programa “Medicina y Salud”

abril 26 , 2011 | | En: Entrevistas

Espere que se cargue el video para poder verlo

 

embedded by Embedded Video

Download Video

Pseudocrisis: cuando parece epilepsia pero no lo es

diciembre 21 , 2010 | | En: No epilépticos

Se calcula que el 20% de los pacientes tratados como epilépticos no responden a la medicación. Una de las posibles causas es que sufren diferentes tipos de eventos no epilépticos denominados pseudocrisis por lo que la medicación indicada no sirve para su tratamiento. El diagnóstico preciso es fundamental para la mejoría del paciente y es justamente el inicio de su tratamiento: se calcula que el error de diagnóstico en pacientes epilépticos es del 30 %.

Episodios Paroxísticos No Epilépticos (Pseudocrisis)

septiembre 21 , 2010 | | En: Eventos

Episodios paroxísticos de epilépticos (pseudocrisis) – La frontera entre la Neurología y la psiquiatria – 7 y 8 de Octubre de 2010 – Sanatorio de los Arcos

Sanatorio de los Arcos. Episodios Paroxísticos No Epilépticos (Pseudocrisis)

Sanatorio de los Arcos. Episodios Paroxísticos No Epilépticos (Pseudocrisis)

Cefalea en el niño

junio 4 , 2010 | | En: Cefaleas, Migraña

La cefalea es una queja frecuente en el consultorio de neuropediatría. Este síntoma preocupa mucho a la familia del niño.
La mayoría de estos dolores de cabeza son de poca importancia. Bille, en un estudio basado en 8.992 niños en edad escolar encontró una incidencia de cefalea del 59%, de los cuales sólo el 10% eran frecuentes.
La cefalea debe ser evaluada cuidadosamente usando el sentido común en los estudios solicitados y realizando una historia minuciosa con el niño y sus padres. Si el niño es mayor debemos entrevistarlo sólo.
Mediante el interrogatorio podremos ubicar la cefalea como un síntoma reciente o como un episodio más dentro de una serie más o menos prolongada de ataques.
La mayoría de las cefaleas recurrentes en los niños se explican por migraña, tensión muscular, disbalance de los músculos oculares o sinusitis.
Otras causas son son las enfermedades depresivas, hipertensión arterial y algunas formas de epilepsia.
La migraña unilateral se encuentra asociada con náuseas y/o vómitos y con aura (visual, sensorial o motora). Tiene herencia familiar, es pulsátil y podemos encontrar dolor abdominal. El ataque raramente dura más de 12 horas.
Como se mencionó anteriormente, la mayor proporción de las cefaleas
son de tipo migrañoso o tensional pero, dada la influencia emocional
en la aparición de la crisis, pueden coexistir.
La incidencia es más alta en los varones, pero después de la pubertad
predomina en las niñas.
Dentro de la cefalea tensional se incluye la que se presenta por
contractura muscular y la cefalea por “stress”(situación familiar difícil
o dificultades en el colegio). Es bilateral y no aumenta con la actividad
física;no se acompaña de vómitos.
Las cefaleas de causa psicológica no presentan signos de contractura muscular y pueden deberse a depresión.

ADHD

junio 3 , 2010 | | En: ADHD

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (ADHD)
es una alteración neurobiológica crónica que se origina en la niñez.
Las características relevantes del trastorno son marcadas y persistentes:

•Falta de atención.
•Hiperactividad / impulsividad.
•Pérdida de las funciones ejecutivas.

El ADHD no es un trastorno único; más bien, es una constelación de síntomas.
Muchos niños que no tienen ADHD pueden mostrar algunas veces este núcleo de síntomas:
hiperactividad, impulsividad y/o falta de atención.

ADHD: 11 consejos para padres

junio 1 , 2010 | | En: ADHD

ADHD:

Trastorno pos Déficit de Atención con o sin Hiperactividad Asociada

1. Confirmar el diagnóstico de ADHD por medio de profesionales  especialmente capacitados.

2. Informarse acerca de los Tratamientos Multimodales.
Los fármacos a veces son imprescindibles, pero también es necesario
aprender formas nuevas para educar al niño y que éste desarrolle estrategias
tanto para afrontar las dificultades del ADHD como para potenciar sus aspectos positivos.

Publicaciones

mayo 10 , 2010 | | En: Epilepsia

• Autora de “Absceso cerebral e un recién nacido a propósito de un caso”
en colaboración Con Dr Waisburg y Dr Pico, en las 7º jornadas
rioplatenses de neurología infantil y 3º congreso argentno de neurología infantil

• Autora de Discapacidad Motriz un enfoque diferente”.
Revista de Rehabilitación- Abril 1989.

Autismo Infantil

noviembre 9 , 2009 | | En: Autismo Infantil

El autismo es una enfermedad poco frecuente (0.1% de la población) mas común en los varones, que fue descripta hace mas de cincuenta años. No representa una sola enfermedad, sino que es un termino que se utiliza para niños con ciertas características de conducta de causas variables. No es suficiente el examen clínico y de comportamiento para saber si el paciente presenta daño orgánico o no. La forma de presentación clínica va a depender de la sintomatología propia del autismo así como del retardo mental que suele coexistir en el 75% de los casos.
Estos niños nacen con dificultades para interesarse y relacionarse socialmente, lo que se suele considerar como la esencia de la enfermedad. Estos niños suelen ser poco sensibles al frío, calor y dolor, por otro lado son sensibles a pequeños cambios de su entorno o rutinas, reaccionando con rabietas o agresiones.
Actualmente se clasifica al autismo como un trastorno del desarrollo, básicamente por dos razones: primero por el hecho, de que siempre existe una alteración cuali-cuantitativa del desarrollo del lenguaje y de la sociabilización. Segundo, es que existe un desarrollo desparejo en las otras áreas de desarrollo, por ejemplo como en el desarrollo del área motriz, gráfica, coordinación, musical, etc., que podrán estar normalmente desarrolladas, atrasadas, o inclusive desarrolladas en exceso para la edad del niño.

Síndrome de Tourette(ST)

noviembre 9 , 2009 | | En: Síndrome de Tourette

Este síndrome es un desorden neurológico de coordinación motora el cual comienza entre las edades de 2 a 16 y que perdura a través de toda la vida. Este síndrome no es degenerativo y quienes lo portan pueden llevar una vida normal.
El ST es un desorden neurológico. Sin embargo pueden aparecer  problemas psicológicos secundarios debido a la dificultad que la persona encuentra en acomodarse a tal situación. Algunos problemas de conducta pueden estar relacionados con el ST , por ejemplo: poca atención, actitud compulsiva, hiperactividad, etc.
Síntomas:

El ST está caracterizado por movimiento rápidos, reiterativos y de múltiples movimientos llamados “tics” además de vocalizaciones involuntarias que pueden incluir palabras fuera orden y sentido, y cierta sensación de respiración brusca. Estos tics pueden incluir parpadeos rápidos de ojo, movimientos continuos de hombro y/o de la cabeza, muecas, y/o otros movimientos  y repetitivos en el torso u otras partes del cuerpo.
Alguna personas con ST puede que experimenten repetición de palabras de otras personas, repetición de sus propias palabras, tartamudeo o la acción involuntaria de expresar palabras obscenas o inapropiadas. Estos síntomas han sido mal interpretados como signos de comportamiento anormal, lo cual no es cierto.
En algunos casos es posible que se necesite asistencia psicológica  para superar su condición y así ayudar a su nivel de adaptación.
En los caso que un niño con ST tiene problemas en la escuela es necesaria una evaluación educativa para atender a las necesidades del niño.
Es aconsejable que toda persona que sospeche que tenga el ST busque un diagnóstico.
Incluso, si usted no quiere un tratamiento en este momento , es importante obtener una evaluación médica ya que de ésta manera se pueden comprender totalmente las implicaciones de éste desorden.
Tomando en consideración el aspecto genético del ST es de gran ayuda para la familia tomar conocimiento sobre el ST en caso de que se presenten estos “tics” o síntomas en alguno de ellos.

Epilepsia Infantil

noviembre 5 , 2009 | | En: Epilepsia, Epilepsia en niños

Es una enfermedad común, no produce discapacidad mental ni física. Quien la padece esta en condiciones a llevar una vida normal y tiene derecho a no ser discriminado.
Si bien su aparición puede a cualquier edad por lo general, se presenta principalmente en la infancia. Se calcula que la padece entre el 1% y el 2%  de la población mundial, lo que la convierte en la primer enfermedad neurológica mas común en chicos.
Se habla de epilepsias, en plural, por tratarse de síndromes como un conjunto de síndromes, un conjunto de signos y síntomas, no de una enfermedad.
Origen
Las crisis epilépticas son el resultado de una alteración cerebral transitoria debido a una actividad eléctrica anormal de las neuronas; puede ser general, si se produce en la totalidad del cerebro (provocando desmayos o convulsiones) o parcial, si es focalizada (provocando alteraciones, de acuerdo a la zona del cerebro que se altera), por ejemplo visión, oído, memoria, etc.
Manifestaciones
Las crisis epilépticas tienen una duración que depende, al igual que los síntomas, del foco o localización a nivel cerebral; las manifestaciones mas comunes son las ausencias (crisis parciales complejas), donde las personas permanecen con la vista fija, alrededor de dos minutos y luego no pueden recordar nada de lo que les paso, tienen la sensación de haberse perdido. En los niños las ausencias duran menos tiempo. Otras manifestaciones son de movimientos bruscos o rigidez de algún miembro, las conocidas convulsiones.
Crisis en niños
Es de suma importancia saber diferenciar lo que es una crisis epiléptica de convulsiones originadas por otras causas, como ser febriles, por trastornos de sodio, de potasio u otra patología, por ejemplo una diarrea.
En los prematuros, a veces suelen presentarse convulsiones aisladas, pero ninguna de estas son epilépticas. También debe considerarse que entre los 7 y los 12 años de edad pueden presentarse las llamadas epilepsias benignas, con convulsiones en sueño, focales, que por lo general son curables con medicación y tratamiento, en algunos casos ni siquiera se requiere tratamiento farmacológico.
En cuanto a la evaluación, diagnostico, tratamiento, y control del paciente, estos son realizados por el neurólogo pediátrico en conjunto con un equipo interdisciplinario, integrado por psicopedagogos, kinesiólogos, y fonoaudiólogos.
Causas y detección
La detección de estas afecciones, en niños, se hace a través de Electroencefalograma, Resonancia Magnética Nuclear de Cerebro y o Tomografía. Actualmente se utiliza un método denominado Video-Encefalografía, que ayuda a diferenciar crisis epilépticas de otros movimientos anormales que pueden llegar a confundir el diagnostico.
Las causas de epilepsia infantil pueden ser por las alteraciones del parto e infecciones intrauterinas, entre otras.
Tratamiento
Para el tratamiento antiepiléptico se cuenta con múltiples fármacos, gracias a que en los últimos años ha habido grandes cambios con respecto a tratamientos y medicación (si un tipo de medicamento cae mal, puede ser reemplazado por otro).
Video EEG
Electroencefalograma con monitoreo por video-tv en el manejo del paciente con epilepsia.
Se denomina video EEG o monitoreo prologando al registro simultaneo del comportamiento del paciente con epilepsia o con un diagnostico presuntivo de ella.
La importancia de este tipo de estudio se debe a que es inusual que el neurólogo pueda ver las crisis que sufre su paciente y, por otro parte, resulta dificultoso, en general, para los familiares, poder relatar con exactitud los movimientos o conductas que desarrolla un paciente en estas circunstancias.
Desde el punto de vista clínico el diagnostico de epilepsia esta basado en el relato del enfermo y su familia. Pero existen estudios complementarios que son de gran utilidad en la confirmación en la presunción diagnostica. En una gran parte de los pacientes un electroencefalograma (EEG) de rutina, es suficiente para llegar al diagnostico y adecuar el tratamiento. Sin embargo este solo informa lo que acontece en un tiempo breve (máx. 30 min.) y algunas crisis raramente ocurren durante la realización del EEG.
Con el video-EEG, en cambio, podemos establecer la concordancia entre la localización de la actividad epiléptica (focal o generalizada) y el presumible origen de las convulsiones, así como la aparición simultanea de los movimientos de la cara o miembros, vocalizaciones o conductas automáticas relacionadas con ellos.
Esto nos permite mayores ventajas que el archivo en papel, puesto que podemos reproducir el EEG en diferentes modalidades.